Saltar al contenido

10 Claves para un Buen Liderazgo

Mucho se ha escrito, se escribe y se seguirá escribiendo sobre Liderazgo, sin embargo, se suele hablar más sobre las Cualidades que debe desarrollar el Buen Líder para dirigir a otros pero no se hace el suficiente hincapié en que lo primero que debe hacer un buen Líder, es saber liderarse uno mismo. Eso implica el dominio de las competencias intrapersonales que Daniel Goleman lleva años difundiendo a través de la llamada Inteligencia Emocional.

 

Las competencias intrapersonales se refieren a aquellos comportamientos que ayudan al entendimiento de uno mismo:

  • Conocimiento de las ideas propias,
  • Ser consciente de nuestros dones y destrezas,
  • Desarrollo de las metas personales,
  • Habilidad para controlar los sentimientos personales y las respuestas emocionales,
  • Habilidad para regular la actividad mental, el comportamiento y el estrés personal.
  • Auto Motivación y Capacidad de Resiliencia
  • Etc

 

Una vez que tenemos Dominio Propio, es cuando nuestro foco debe orientarse al Exterior para poder Liderar a otras personas, que no consiste en otra cosa que Apoyarlos, Motivarlos, Orientarlos, etc. No hay unanimidad sobre las 10 Claves del Buen Líder, sin embargo, a continuación expongo las que, a mi parecer, son las que más se repiten.

 

 

  1. Autenticidad

 

Muchas personas fingen ser algo que no son o que intentan esconder su verdadera personalidad. Muchos de los Jefes, quieren aparentar ser Perfectos o Súper Hombres y Mujeres, sin embargo, este hecho, en vez de ser algo que genere inspiración, genera desconfianza.

 

  1. Empatía

 

Es una de las claves de las relaciones interpersonales y, a fin de cuentas, cuando trabajamos en Equipo, debemos aprender a ser Empáticos. Encontrar el equilibrio entre autoridad y comprensión no siempre es sencillo. Los buenos líderes se caracterizan por ser comprensivos y cercanos a su equipo, sin llegar a exceder el límite de esa cercanía, por ninguna de las partes.

 

  1. Comunicación

 

Hablar no es Comunicar. En la Comunicación existe una Bidireccionalidad donde el esfuerzo debe primar en el emisor más que en el receptor. Muchos Jefes dan por hecho que cuando ellos hablando, son los demás los que tienen que hacer el esfuerzo. Uno de los mayores trabajos del Líder debe consistir en saber transmitir la estrategia de la compañía tanto a nivel interno como externo, por lo que debe ser claro y conciso, asegurando así que el mensaje se entienda correctamente, para ese motivo es fundamental solicitar feedback.

 

  1. Ser Ejemplo

 

Su cargo, hace que se encuentren siempre en continua observación, por ese motivo son considerados, en muchas ocasiones, modelos a seguir por lo que deben dar ejemplo y comportarse de un modo responsable. El dicho. “vale lo que haces, no lo que dices” es aplicable a esta clave.

 

  1. Saber Delegar

 

Un Líder crece cuanto más crezca su Equipo, lo que conlleva ser un Experto en Delegar tareas. Como es lógico, delegar una tarea o área, no significa desentenderse del resultado ya que, en estos casos, la responsabilidad es compartida.

 

  1. Tolerar los errores

 

De la anterior clave, se deriva esta. Nadie es perfecto y las personas pueden cometer equivocaciones de vez en cuando, máxime cuando no se domina alguna tarea o faceta del trabajo. Por este motivo, un buen líder debe contar con la suficiente capacidad de reacción para solucionar el problema y afrontar la situación. Si castiga el error en vez de apoyar a la persona del equipo para que obtenga una Experiencia de Aprendizaje, provocará que la persona que ha cometido el error, no quiera asumir más responsabilidades.

 

  1. Motivación

 

Un buen líder es, entre muchas cosas, un motivador nato, capaz de motivar e inspirar a sus empleados, además de fomentar su entusiasmo por los proyectos que se están realizando. Un empleado motivado es un empleado productivo.

 

  1. Reconocer y fomentar el potencial

 

Un buen líder debe ser capaz de reconocer las aptitudes y habilidades especiales de las personas que conforman su equipo y, lo que es más importante, de saber cómo utilizarlas para el beneficio de la empresa. Cuando un empleado destaca, su responsable debe alentarlo para que siga motivado y pueda seguir desarrollando su talento.

 

  1. Establecer metas y expectativas

 

La consecución de los objetivos del equipo y de la compañía son elementos esenciales para mantener un buen ambiente laboral y cada vez es más común que haya equipos de trabajo o departamentos que por objetivos. Por este motivo, tener la capacidad de definir objetivos claros y realistas, se hace imprescindible.

 

  1. Auto-reflexión

 

Por último, y no por ello menos importante (el orden de las claves no indica una mayor o menor importancia), la auto-reflexión se hace imprescindible, tanto ser consciente de sus propias fortalezas y debilidades, como para conocer las habilidades destacadas de cada componente del equipo, como saber los puntos de mejora.

 

#Comunicación #Liderazgo #Delegación #Motivación #Empatía #Integridad #Metas #Objetivos #Autenticidad #Resiliencia #